Tú, yo y nosotros

María José Santín Inteligencia de Pareja 2 Comments

En este blog hemos hablado muy a menudo sobre la importancia del “nosotros” en una relación. Pero, ¿cómo compaginar el tú y el yo con el “nosotros”? ¿Es tan importante encontrar tiempo para uno mismo dentro de una relación? ¿Dónde reside el verdadero equilibrio?

A menudo, se nos vende que el ideal de pareja es aquella que hace todo en conjunto. Tienen las mismas aficiones, realizan el mismo tipo de actividades en su tiempo libre y es casi imposible verlos por separado. Pero, ¿es esa realmente una relación tan ideal?

La mayoría de los psicólogos y especialistas en relaciones están de acuerdo con que es mucho más enriquecedor cuando ambos miembros de la pareja disponen de tiempo para sí mismos. Tiempo, por ejemplo, para realizar alguna actividad que solo le gusta a uno o disfrutar de amigos que no tienen por qué ser necesariamente de los dos.

Este tipo de actividades enriquecen a nivel personal, pero también enriquecen la relación de pareja, que de otro modo puede llegar a resultar excesivamente absorbente. ¿Acaso no se trata de dos personalidades que se complementan? Es necesario un espacio propio para poder disfrutar del crecimiento personal. ¿No contribuye acaso ese crecimiento personal al enriquecimiento del “nosotros”?

“Nosotros no lo necesitamos”, esta es la típica frase con la que se justifican muchas parejas que conozco y que llevan años sin ser capaces uno de los dos o incluso en algunos casos los dos de hacer algo por su cuenta, de tomar la iniciativa en algo, de realizar una actividad que suponga un desapego constructivo para la relación.

 

Cuando los intereses son demasiado opuestos

 

Un caso diferente lo encontramos cuando en la pareja ambos miembros presentan intereses muy diferentes. Quizás con el paso del tiempo se han ido acostumbrando a hacer cosas de manera individual y cada vez lo hayan ido haciendo más a menudo.

Si esto es excesivo y no hay una actividad en común, se produce el problema contrario al que hemos visto antes. Existe un exceso del “tú” y del “yo” y una falta del “nosotros” que puede estar enmascarando problemas en la pareja.

Si se buscan demasiadas actividades que nos alejen del otro ¿no será que realmente no estamos a gusto con nuestra pareja? ¿Quizás estamos evitando afrontar ciertos problemas que nos resulta doloroso tocar?

Tal vez, simplemente hemos caído en una rutina, sin que haya necesariamente una crisis, pero que nos hace sentir que ha llegado el momento de cambiar las cosas para evitar un posible alejamiento. En bastantes ocasiones llegados a este punto en la relación por desgracia muchas parejas eligen no hacer nada por los miedos, inseguridades o comodidad de uno o de los dos miembros de la pareja. Lo que al corto plazo puede parecer beneficioso, pero en el largo plazo están sentenciando la relación a un fracaso y/o el bienestar de la vida en pareja de ambos.

La solución pasa necesariamente por una buena comunicación, replantearse los objetivos como pareja y tratar de encontrar puntos en común para trabajar en un nuevo acercamiento. En definitiva, conocerse mejor, en cierto modo reencontrarse y fortalecer los vínculos. Esto es un esfuerzo y muchas parejas no saben como hacerlo.

Un buen paso para conseguir esto y aprender, entre otras cosas, a encontrar el equilibrio entre el tú, el yo y el “nosotros”, es la realización de los cursos talleres de inteligencia emocional para parejas Live it! pensados en tres pasos: conocernos, entendernos y reinventarnos.

Comentarios 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad